Últimos preparativos…¡y despegamos!

O por qué deberíamos poder echar el paro por WhatsApp

En una escala del 1 al 10, si buscar vuelos y hoteles me gusta 11, el papeleo burocrático que acompaña al viaje me gusta lo mismo que darle una patada al sofá con el dedo meñique, es decir, -53.

¿Burocracia? ¿Papeleo? ¡¿Qué dices?!

Pues si amigos y amigas, cada año por una cosa o por otra me toca la maldición más terrible de todas y que más odio entre todas las cosas: las «citasprevias». En concreto la del DNI, la del Pasaporte, la del SAE y el SEPE.

Resulta que mi pasaporte caducaba en diciembre de 2019 y como quizás sabréis muchos países no dan visado a un pasaporte a punto de caducar. Qué digo muchos; prácticamente ningún país te deja pasar sus fronteras con una documentación a punto de dejar de serlo. Así que ya que iba a actualizar el pasaporte pues cambio también el DNI, que además cada vez había más diferencia entre la realidad y las fotos (la edad, amigos, que se va acumulando) aunque no caducaba hasta 2023 o así, pero ya mataba dos pájaros de un tiro.

Y luego el paro: SAE y SEPE.

Como sabréis, tengo un contrato fijo-discontinuo en el hotel y por tanto tengo que salir un mes al año; como comprenderéis, para que se lo gaste el Estado en coches oficiales prefiero guardármelo yo, y tener un dinerito al volver del viaje.

Así que el proceso es sencillo: pides cita en ambos y tiras los dados a ver si tardas dos minutos, o pierdes media mañana. Por suerte el funcionariado de ambas administraciones suele ser eficaz, sobre todo por la cantidad de gente que acude a ellos…

Y dos extras: el JRP y el seguro de viajes.

Documentado y asegurándome un dinero a la vuelta, sólo faltan dos trámites: pedir el Japan Rail Pass ya que no se puede pedir estando en Japón, al menos no de momento (aunque parece que lo van a empezar a vender algo más caro allí) y contratar un seguro como el que ya os comenté y que podéis pedir aqui sin recargo alguno.

Cuando esté en Japón ya os contaré cómo funciona el JPR, cómo se cambia por el «billete» de verdad y qué ventajas tiene respecto a comprar billetes de forma normal.

Y ésto ya estaría

Ahora sólo falta esperar al miércoles; el primer vuelo sale de Málaga hacia Paris a las 17.00h, y espero llegar a Hong Kong al día siguiente, a las 18.25h hora local. Y si, siento esos nervios de la primera vez que se amarran a mi garganta y me bajan hasta el estómago. Ese miedo a qué me voy a encontrar, a que algo falle, a saber resolverlo. Pero luego llega esa enorme satisfacción, el verte allí con tus cinco sentidos puestos en tu entorno.

Justo lo que necesito.

El miércoles empezaré a actualizar a diario como siempre, con más fotos en mi cuenta de Instagram :

Este año va a ser genial, ya lo veréis 🙂

¡Un abrazo a todos, y comenzamos!

Deja un comentario

¡Escríbeme, no muerdo!

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt