Seguros de viaje: ¿merecen la pena?

Porque puede que una diarrea en mitad de algún país asiático te salga más cara de lo que piensas, y no sólo a nivel gástrico.

Seguramente durante la planificación de un viaje, mientras estás mirando vuelos aquí y hoteles allá te habrá aparecido algún banner salvaje diciéndote que compres un seguro ya si no quieres morir en ese viaje, ¿verdad? Pues hoy vengo a decirte que ese banner tiene razón.

Cuando un seguro es casi una obligación.

Pongámonos cómodos: compras tus vuelos a Bali, en un hotel paradisíaco donde te tumbas a ver el atardecer bebiendo un ron riquísimo de un coco recién recogido del árbol. Idílico, ¿verdad? Pero al coco le han puesto hielo, y en el hielo van unos bichitos que se transforman en retortijones en tus intestinos. De pronto descubres que el único lugar seguro y cómodo sobre la faz de la tierra es tu váter. Pero la cosa se pone chunga, y requiere ingreso hospitalario una o dos noches porque estás perdiendo mucho líquido y todo lo que bebes lo vomitas…y empieza el verdadero problema.

Y ahí es cuando descubres las bondades de la Sanidad Privada

Por lo general casi ningún país atiende a extranjeros de manera «gratuíta», es decir, con un servicio público como el que tenemos en España. Eso significa abrir la cartera y empezar a quemar billetes. Aquí tenéis un ejemplo de lo que puede ser viajar sin seguro:

«Mi noche de terror (y pago por adelantado) en un hospital de Bangkok»

Pues justamente para esto están los seguros de viajes. Lo que iba a ser el viaje de vuestras vidas convertidas en una pesadilla. Y no queremos que eso pase, ¿verdad? Mejor no tentar a la suerte.

Los tres años que he viajado durante más de un mes, siempre he contratado un seguro de viaje y de momento siempre lo he hecho con la misma compañía, WorldNomads.

¿Qué cubre éste seguro?

Prácticamente todo, desde un ingreso médico con costes hasta los 3’5 millones de euros hasta la repatriación de tus cenizas si la cosa se ha puesto jodida de verdad, que esperemos que sólo sea una cagalera de las de dejarte seco. Lo cierto es que uno viaja infinitamente más tranquilo si sabe que si te partes un codo no te va a pasar como al pájaro de arriba y te van a atender en un centro sin problema ninguno.

Ahora el susto: ¿a cuánto me sale?

Pues menos de lo que yo pensaba. Mira, yo para el próximo viaje, que abarca cinco países diferentes durante un mes entero me sale entre 111 y 122 euros, ya que WN tiene uin servicio básico y otro premium. En mi caso he cogido el básico porque no necesito que cubra cosas como alquiler de coches y demás, porque no tengo previsto hacerlo. Si queréis calcular a cuánto os sale, probad aquí:

Además si cogéis vuestro seguro a través de ese enlace, me enviarán unos eurillos a mi de vuelta para tomarme una cerveza más en alguna tasca asiática.

En realidad los seguros son algo curioso porque los contratas con la esperanza de no tener que tirar de ellos. Luego calculas bien y a mi me sale como a cuatro euros al día con todo cubierto, así que la contratación del seguro está más que justificada, más que nada por la tranquilidad que te da saber que si hay un puñetero tifón y pierdes tu vuelo, tendrás donde dormir sin problema.

Si tenéis alguna duda al respecto dejadme un comentario y la resolvemos.

¡Hasta pronto!

Dejar un comentario

Contacta conmigo

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt
0